10 medias para una compra online más segura

Hace unas semanas, la Agencia Española de Protección de Datos, publicaba una infografía en la detallaba alguna de las medidas de seguridad necesarias en la contratación a través de canales online de servicios de telecomunicaciones y energía.

En realidad, esas recomendaciones son aplicables a cualquier tipo de servicio online que se vaya a contratar y por eso merece la pena darles un repaso.

  1. Asegúrate de acceder a la página web de la empresa con la que deseas contratar el servicio. Parece una obviedad, pero es necesario asegurarnos que estamos donde se supone que debemos estar. Un sufijo de dominio que nos resulte extraño, como .tk, .ws u otros similares o una grafía extraña, como substituir las “i” mayúsculas por “l”, puede suponer que no estemos en la web que creíamos estar. También hemos de asegurarnos de que el dominio esté bajo una dirección https, para verificar que dispone de cifrado en las comunicaciones.
  2. Presta atención a la política de privacidad. Se que puede ser muy tedioso, pero no está de mas dar un vistazo a la política de privacidad. Es fácil ver si se trata de un texto estándar o si realmente alguien se ha preocupado de redactar una política adecuada al sitio web. Referencias extrañas a servicios o dominios web que nada tienen que ver con lo que supuestamente vamos a comprar o contratar, deberían hacernos sospechar que algo no está bien.
  3. Infórmate sobre si tus datos van a ser comunicados a terceras empresas. Dentro de esa política de privacidad es fundamental tener información de si los datos que vamos a ceder, serán usados únicamente por la empresa o si tienen que ser cedidos a terceros. Por motivos de servicio es posible que se cedan a otras empresas para envíos, personalizaciones, etc.
  4. Infórmate del uso que van a hacer de tus datos. En un lenguaje claro y concreto, la web debe informarnos del uso que se va hacer de nuestros datos personales. En concreto se debe informar de la base legitimadora del uso de esos datos (por relación contractual, consentimiento del usuario, etc.)
  5. Recuerda que para recibir comunicaciones comerciales debe existir una relación comercial vigente y que los productos ofertados sean similares a los contratados. O también un consentimiento expreso del usuario para recibir esa información. Durante el alta o la contratación deberemos poder decidir si queremos o no recibir este tipo de información comercial y además, tiene que estar relacionada con el tipo de producto o servicio contratado. No es posible contratar telefonía (por ejemplo) y recibir comunicaciones de coches.
  6. Infórmate sobre los criterios que tiene la compañía para la conservación de tus datos una vez finalizada la relación contractual. La antedicha política de privacidad debe informar también sobre el destino de los datos personales una vez se ha terminado la relación. Tanto si es un contrato a largo plazo como una compra puntual, debemos tener información sobre que se va a hacer con nuestros datos una vez finalizada la relación (destrucción, devolución, periodo de conservación, etc)
  7. Infórmate sobre el procedimiento para ejercer tus derechos. También se debe informar en la web de como puede el usuario ejercer los derechos legalmente reconocidos. El procedimiento tiene que ser claro y sencillo y debe ponerse a disposición del usuario un canal de comunicación que le permita ejercer esos derechos.
  8. Utiliza contraseñas seguras. Hay que desterrar cadenas como “12345678” o “contraseña”. Se tienen que usar contraseñas que contengan letras, números y caracteres especiales ($,%,&,/….) y que sean más o menos fáciles de recordar. Se puede usar algún buen gestor de contraseñas en el navegador para no tener que andar buscando cada vez. E importante, no usar la misma contraseña en todos los servicios online.
  9. Cierra la sesión al finalizar el proceso que estás realizando tanto en la web como en las aplicaciones móviles. No tiene mucho sentido extremar las medidas de seguridad en nuestra actividad online durante la compra y dejarnos el ordenador o el móvil encendido y con la sesión abierta. Cuando finalicemos la operación, debemos cerrar la sesión.
  10. En dispositivos móviles utiliza medidas de seguridad adicionales. Si estamos usando un dispositivo móvil, deberemos usar algún tipo de medida de seguridad extra, como algún patrón de bloqueo de sesión, un PIN o aún mejor, nuestra propia huella dactilar para desbloquear la sesión.

Son diez medidas de seguridad sencillas, que muchas veces y sobretodo en la vorágine de estas fechas de compras compulsivas, se olvidan y que nos pueden evitar algún susto.

Créditos de la imagen: Photo by danielfoster437 on Foter.com / CC BY-NC-SA

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments