¿Existen los nativos digitales?

Hace un tiempo leí un artículo de Enrique Dans sobre la falacia del concepto “nativo digital”. Hoy quiero hacer una reflexión al hilo de lo que en su momento el artículo comentaba.

Yo también creo personalmente que el concepto “nativo digital” está sobrevalorado, sencillamente porque la mayoría de los usuarios no saben exactamente que tienen entre manos y peor aún, a muchos de ellos les trae sin cuidado. Procuraré explicarme.

La gran mayoría de los usuarios, utilizan a diario multitud de complejos dispositivos sin pararse a pensar en como funcionan, como está organizada la información, etc. Está claro que nadie nace enseñado, pero es preocupante la falta de curiosidad de algunos usuarios por conocer exactamente como funcionan aparatos que usan de forma constante. Para ellos, las cosas simplemente funcionan. Vamos a ver algunos ejemplos:

  • ¿Cuantos usuarios de smartphone saben como está organizada la información en la memoria de su teléfono?

  • ¿Cuantos usuarios se han preocupado por cambiar la contraseña de origen que da acceso a la administración de su router ADSL?

  • ¿Cuantos usuarios sabrían usar unas DNS diferentes a las que proporciona su operador de ADSL si hubiera algún problema con estas?

  • ¿Cuantos usuarios se preocupan por tener diferentes particiones en su disco duro para sistema y para datos? ¿o mejor aún, en diferentes discos?

  • ¿Cuantos usuarios saben que la barra del navegador se puede usar para hacer búsquedas?

Podríamos seguir haciendo preguntas y la respuesta sería siempre y en el mejor de los casos: pocos. Y no es por falta de capacidad, es simplemente desinterés. Nos hemos acostumbrado a que encendemos el pc y allí está nuestro escritorio favorito; desbloqueamos el móvil y las aplicaciones (me niego a llamarles apps) que queremos están a nuestro alcance; llegamos a casa y nuestro smartphone se conecta nuestra wifi casera. Pero no nos paramos a pensar como funcionan las cosas, simplemente las usamos.

Y el problema con nuestros hijos es aún peor. Les hemos dotado de dispositivos y no nos hemos planteado nunca explicarles como funcionan. En la mayoría de casos nunca nos hemos sentados con ellos a explicarles como funciona la memoria de un ordenador; que tipos de memoria existen; porqué hemos de tener cuidado con las descargas de aplicaciones en nuestro móvil; como están organizadas las carpetas en nuestro disco duro y donde deben almacenar la información para tenerla siempre disponible, etc.

En resumen, no estamos creando una generación de nativos digitales, sino que estamos creando una generación de “pulsadores de botones”.

Acostumbrarse a las que las cosas funcionan pero sin saber como, es un acto de fe y como ya hemos visto a lo largo de la historia, no hacerse preguntas es muy peligroso.

Photo credit: USM MS photos / Foter / CC BY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *