Cariño, trabajo de pianista en un burdel

Cariño, trabajo de pianista en un burdel

Hace días, charlando con un amigo en una terraza al sol de Gandia, me comentaba que el sector de la consultoría LOPD tenia mala imagen y que él, como muchos otros, pensaba que era totalmente innecesario. Argumentaba que él, como cliente de estos servicios, no acababa de ver claro cual era el propósito de la norma y que como tantos otros, la veía como un gasto innecesario.

Sin entrar en la valoración de que se trata de una obligación legal y que el objetivo final es de dotar a las empresas de mecanismos de respuesta ante incidencias en su activo más importante, los datos de sus clientes, le propuse que me detallara su argumento y esto fue lo que saqué en claro:

  • A nadie le gustan las obligaciones y menos aún las que implican un coste. Y si esté coste no tiene un retomo evidente e inmediato, todavía peor.

  • Muchas consultoras obligan a sus clientes a “pasar por caja” todos los años sin que quede claro que servicios están ofreciendo. En el mejor de los casos, se limitan a una llamada al año, poco antes de pasar la factura, para hacer un cuestionario telefónico.

  • Las empresas y profesionales se ven constantemente asediadas por “comerciales” de empresas que siguen usando la adaptación LOPD como argumento para poder vender cursos de formación a los trabajadores, en claro fraude de ley.

  • Muchas de estas empresas de formación regalan una “adaptación LOPD”, por llamarla de alguna manera a cambio de hacer un curso de corte de jamón (caso real). Si el cliente ya tiene la empresa adaptada, pues le regalan una tablet, una tarjeta de regalo del Corte Ingles, una sesión de Spa o lo que sea necesario

  • Las consultoras siguen usando el argumento del miedo a las sanciones para sus proyectos: “si la empresa no está adaptada, puede incurrir en sanciones de X cientos de miles de Euros”. Cosa que no deja de ser cierta, pero no es el objetivo de la norma.

  • Son muchas las empresas que reciben una llamada diciendo: “Llamo de la Agencia de Protección de Datos, hemos visto que no tiene ficheros declarados (sic)”. Para después concretar una visita con el cliente que ya está como mínimo, preocupado.

  • Otras empresas, reciben a comerciales para temas de consultoría LOPD que llevan en su catálogo de servicios múltiples ofertas. Si no les compran la adaptación, pues venden desarrollo web, sino gestión de redes sociales, sino cualquier otra cosa. Lo que importa es vender, no importa qué ni como.

A pesar de que estos escenarios no me son desconocidos, si que desanima un poco ver que pasado tanto tiempo, el mercado sigue incurriendo en los mismos errores y minusvalorando un servicio que es fundamental para cualquier empresa.

Por mi parte, agradecí a mi amigo la sinceridad pero le dije que seguiré trabajando en el sector, intentando haciendo las cosas lo mejor que pueda.

Aunque la próxima vez que alguien me pregunte, quizás responda que trabajo de pianista en un burdel, es posible que esté mejor visto.

Photo credit: Bong Soo / Foter / CC BY-ND

6 Reacciones en “Cariño, trabajo de pianista en un burdel

  1. Marina Brocca Reply

    Ciertamente, el servicio de consultoría en LOPD no es el más popular de la clase, siguiendo con el simil, desde el imaginario colectivo, vendría a ser el chivato de la profe. Mal asunto.

    Como ríos de tinta han caído sobre el tema y seguirán cayendo mientras los profesionales no avancen a este cambio de paradigmas que implica una sociedad interconectada y sobrexpuesta en las redes.

    También es cierto que existe una enorme contaminación de pseudo empresas que han prostituido de mala manera el trabajo de un consultor y esto dificulta enormemente nuestra labor a la hora de proponer nuestros servicios, porque todo se resuelve por el precio y nadie puede competir con LOPD de 90€, yo antes perdía muchísimo tiempo en explicar a quienes rechazaban mi propuesta por estos precios insultantes, ahora ya no me molesto, no son los clientes con lo que quiero trabajar, nadie con dos dedos de frente puede pensar que por 90 € tiene implantado un sistema de protección de datos fiable y robusto.

    Aquí, mi propio relato catárquico, en una línea parecida a la tuya por si te sirve lo de mal de muchos…
    http://marinabrocca.com/blog/adecuacion-legal-web/web-internet-lopd-proteccion-datos/

    Lo de pianista en un burdel es desde luego bastante mas cool y menos ingrato me temo 😉

    • Jose Manuel Sanz Post authorReply

      Gracias por tu comentario.
      Sigo pensando que los responsables de esta mala imagen, somos los propios consultores, que no hemos sido capaces de vender el valor añadido y si, solamente, el miedo a las sanciones.

  2. Marina Brocca Reply

    Pues no es mi caso desde luego, que me dejo los dedos y las neuronas desmenuzando los beneficios y las ventajas, y ni con esas. Pero es cierto que en gran medida el discurso se ha centrado en el temor y en comentar expedientes sancionadores , para mi, todo un desacierto de comunicación.

    La sociedad debe madurar, y entender que ya no podemos seguir operando con la misma indolencia que hace 20 años. Los tiempos han cambiado, los desafíos también.

  3. rosa fernandez Reply

    Como la vida misma. Y aquí tanto monta monta tanto: por un lado, pseudoprofesionales, que ni son profesionales ni consultores, solo “colocagénero” (no son tampoco comerciales) y al otro lado del ring, los pseudoempresarios: la mayoría de las veces gentuza que solo tiene dinero para poner chiringuitos y en ocasiones personas que no tienen ninguna cultura empresarial ni conocimientos mínimos de gestión y entienden la empresa como “comprar barato y vender caro”, y que piensan que por tener una tarjeta que pone “Gerente” ya han llegado al Top of the World siendo ellos los listos y tu el tonto, de ahí que triunfe la venta estilo trilero de ” quién engaña a quién”: si yo te coloco el tema LOPD gratis y luego te cobro los 420€ y yo te lo compro porque es gratis y así lo tengo sin que me cueste, que si lo tengo que pagar -AUNQUE SEA OBLIGATORIO- no lo compro. Ciertamente que el cumplimiento normativo se ha puesto tremendo, pero el otro día, hablando con un amigo (Responsable de AENOR) me dió un dato que me dejo pensativa, hay una norma que permite a las empresas mejorar y auditar su cumplimiento (no sólo LOPD sino el de las consecuencias penales), parece que viene clareando.
    Y el que no lo sepa ver, no quiera, lo quiera gratis o su gestión low cost porque es un cutre, un miserable, un cortoplacista y un “listo” que siga su camino.
    Los que nos dejamos la piel por ayudar, apoyar y mejorar la gestión y los resultados de nuestros clientes con nuestros conocimientos, experiencias, honestidad y buen hacer tenemos mucho que hacer con empresas que si quieren hacer las cosas bien y en mejora continua.
    Aunque no descarto un trabajo a tiempo parcial de pianista en el burdel, que por supuesto, en este país está mucho mejor visto. 😉

    • Jose Manuel Sanz Post authorReply

      Gracias Rosa por tu respuesta.

      Espero que a raíz de este post no se provoque una burbuja de pianistas de burdel, pero todo parece que será así, 🙂
      Tu aporte deja muy a las claras la mentalidad que vive en nuestro país: pelotazo, patada y hacia adelante. Si algo es obligatorio y no tiene rendimiento inmediato, se hace lo justo para que cueste lo mínimo y punto.

      Creo que el boom del emprendedor, nos ha dejado sujetos que en condiciones normales nunca deberían haber montado una empresa, y así nos luce el pelo.

      Saludos desde Gandia

      • rosa fernandez Reply

        Gracias a tí Jose Manuel por traer temas tan buenos y tan prácticos. Da gusto saber que no estás sola y que hay tantos y tan buenos profesionales como tú en Iberia.
        Si, lo de los emprendedores es otro culebrón y otra de tantas Historias para No dormir de este país, y claro, unos se resfrian y otros estornudamos.
        Saludos desde Gijón, Asturias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.