Menores y redes sociales

Conferencia del Cuerpo Nacional de Policía sobre Internet y los menores

La semana pasada tuve la ocasión de asistir a una conferencia sobre el uso de las redes sociales e Internet para los padres de quinto y sexto curso de un colegio de Gandía. La charla contaba con la presencia de un inspector del Cuerpo Nacional de Policía, perteneciente al grupo de Delitos Tecnológicos.

El evento correspondía a una iniciativa de del CNP y los colegios de la localidad que buscan concienciar a los padres y a los alumnos sobre el buen uso de las nuevas tecnologías y a la vez, advertir de los riesgos que los usuarios (tanto jóvenes como mayores), asumimos cuando accedemos a redes sociales.

Algunas de las conclusiones que se podían extraer de la sesión, fueron las siguientes:

  • Sentido común: no hacer online lo que no hacemos en la vida real. Tendemos a separar los dos aspectos de nuestra vida y en realidad son una misma cosa.

  • Ejemplaridad: no tiene sentido pedirles a nuestros hijos moderación a la hora de compartir contenido en las redes sociales, si nosotros mismos estamos constantemente exponiendo nuestra vida privada.

  • Tutela: hemos de ser capaces de acompañar a nuestros hijos en el proceso de aprendizaje en el uso de las nuevas tecnologías. Igual que les llevamos de la mano en la calle, hemos de guiarles en Internet.

  • Supervisión: hay que dejar de lado el sentimiento de estar invadiendo su intimidad y hemos de tener conocimiento de las actividades de nuestros hijos. No tiene sentido entrar en discusiones sobre si es privado o no lo que hacen en Internet o si lo son sus comunicaciones. Son menores, por tanto, tenemos el deber de tutela.

  • Control: es importante saber que riesgos existen y poner en marcha herramientas que puedan minimizar al menos, los mismos. Podemos encontrar gran número de herramientas de control parental (tanto de pago como gratuitas), que nos pueden ayudar en este sentido. Por mi parte estoy explorando estos días una par de aplicaciones de control parental para Android y Apple, de las que daré cuenta en breve.

Aunque el ambiente al final de la sesión fue de desasosiego, en general provocado por los ejemplos que del uso de las redes sociales ponía el ponente, si que es cierto que generó a los padres una motivación interesante y puso sobre la mesa un problema que muchos de ellos ni siquiera eran conscientes de que existía.

De todas formas, me quedo con un concepto que no por repetido deja de tener valor: sentido común a la hora de usar las nuevas tecnologías. Por parte de todos, padres e hijos.

Photo credit: Urban Hippie Love / Source / CC BY-SA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.