Consentimiento para el tratamiento de datos de menores: resumen.

Un breve resumen de algunos aspectos a tener en cuenta en la recogida del consentimiento de menores de edad.

El tratamiento de los datos personales de menores, tiene en esencia, las mismas obligaciones que en el caso de los mayores de edad, pero con algunas salvedades que es interesante revisar.

En estos casos, el recabo del consentimiento se hace todavía mas exigente para que este pueda ser prestado por el menor, cuando sea necesario, de la forma más informada posible.

Recordemos que el consentimiento es una de las legitimaciones que la norma prevé para el tratamiento de los datos personales (art. 6.1 del RGPD) y que este debe prestarse de forma manifiesta, libre e informada.

Además el consentimiento ha de suponer una acción afirmativa de la aceptación del interesado para el tratamiento de sus datos personales. No valen opciones de “por defecto” o “en caso de que no digas nada”, para tratar los datos.

El usuario ha de decir que si, de forma efectiva y sin duda, guardando constancia de esta afirmación por los medios que fueran para poder, en todo momento, constatar que el usuario nos dio permiso para tratar sus datos.

El consentimiento tiene que estar previamente informado con una descripción clara del objeto del tratamiento, su responsable, el destinatario de los datos si lo hubiera y como puede el afectado ejercer sus derechos legalmente reconocidos (art. 13.1 del RGPD).

Esta información ha de ofrecerse de forma sencilla y fácilmente entendible, más aún, en el caso de que el consentimiento se requiera a menores, donde se adaptará el lenguaje para que sea comprensible por ellos.

En todo caso, el consentimiento no es un hecho definitivo y este puede ser revocado cuando el usuario así lo requiera (art. 7.3 del RGPD).

Cuando hablamos de menores, es interesante tener en cuenta que los centros que realicen actividades para ellos: centros escolares, clubs deportivos o de cualquier tipo, primarán y garantizarán la seguridad y la privacidad de los datos de los menores en el caso que realicen publicaciones de cualquier tipo en medios sociales donde se vean implicados estos menores.

Para la obtención del consentimiento en menores, hemos de tener en cuenta dos escenarios diferenciados:

  • Para los menores de 14 años, el consentimiento tendrá que ser siempre prestado por sus padres o tutores legales, haciendo especial hincapié en poder demostrar que este consentimiento se ha prestado por los titulares de la patria potestad o tutores legales (art. 8.2 del RGPD).
  • Los mayores de 14 años, podrán prestar el consentimiento por si mismos, siempre que se cumplan las premisas relacionadas con la adecuada información para obtener ese consentimiento. Solo en el caso de que alguna norma exija el consentimiento por parte de un tutor legal, deberá este ser prestado por quien sea titular de la patria potestad o custodia (art. 7.1 LOPDGDD)

Como vemos, es posible el tratamiento de datos de menores de edad, pero con más salvaguardas que las previstas para los mayores.

Créditos de la imagen: JeepersMedia on Foter.com / CC BY-NC-ND

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments