Dudas sobre el uso de los datos personales en las redes sociales

Dudas sobre el uso de los datos personales en las redes sociales

El tratamiento de datos personales siempre suscita preguntas, pero si hay un sector en el que estas dudas están a la orden del día, es en el del marketing y social media. Estas dudas están casi siempre relacionadas con lo que pueden o no pueden hacer con los datos de los seguidores en las diferentes redes sociales que gestionan estos profesionales.

En este post voy a intentar contestar algunas de las dudas que generalmente se plantean a los profesionales en este sector.

¿Puedo usar los correos de los usuarios de Twitter para hacer una base de datos de contactos?
Aunque este tipo de acciones está a la orden del día, los responsables de gestionar redes sociales están incurriendo en un error de bulto. Cuando un usuario se da de alta en una red social, los datos que proporciona son exclusivamente para poder llevar a cabo esta identificación y la gestión de su propio perfil. Esto significa, que a pesar de que sea posible obtener datos como correo electrónico u otros datos de los usuarios que siguen a una determinada marca, estos no pueden ser usados, ya que el usuario no nos ha dado su permiso para usarlos. Es conveniente tener en cuenta que, a pesar de lo que mucha gente pueda pensar, los datos presentes en Internet, no pueden ser usados libremente, pues no son una fuente accesible al público al no tener Internet la consideración de medio de comunicación social (radio, tv, prensa), sino un canal de comunicación. Hablando en concreto de Twitter, podemos hacer referencia a lo que esta red social indica en sus condiciones de uso:

  • Spam en invitaciones: el usuario no podrá importar direcciones de la agenda de direcciones de contactos de Twitter.com para enviar invitaciones repetidas o en masa.

Acabo de abrir mi tienda online. ¿Puedo usar los correos de mis clientes físicos para enviarles información?
Cabría ver en todo caso como se han recogido los datos de los clientes. En principio para poder ser usados, la obtención de estos datos tiene que haber sido bajo las premisas de los artículos 5 y 6 de la LOPD: consentido e informado. Hay que tener también en cuenta que estos datos se podrían usar si son fruto de una relación comercial previa. Si se han obtenido mediante algún tipo de boletín o recogida de datos en un formulario y no se ha especificado el destino y uso de estos datos, no podrían ser gestionados en ningún caso.

¿Puedo comunicarme directamente con los seguidores de mi marca?
Las herramientas de comunicación de las que disponen las diferentes redes sociales, permiten contactar directamente al usuario con la marca. Esto no quiere decir que sean un canal autorizado para que los gestores de estas marcar conecten con los usuarios de forma directa. Todas las redes sociales incluyen entre sus condiciones de uso, normas al respecto de la comunicación directa con los usuarios: Twitter, Facebook, Linkedin. En concreto, leemos en LinkedIn lo siguiente:

  • Publicar publicidad no solicitada o no autorizada, material de promoción, “correo basura”, “spam”, “cartas en cadena”, “estafas piramidales” y cualquier otra forma de publicidad no autorizada por LinkedIn. 
  • Enviar spam u otras comunicaciones no deseadas a otras personas.

Por si fuera poco, el marco normativo actual también regula las comunicaciones comerciales con usuarios y posibles clientes. En concreto, la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico (LSSICE 34/2002 de 11 de julio), indica en su artículo 21.1

“1. Queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas.(…)”

¿Puedo usar los datos de usuarios obtenidos en concursos y sorteos para acciones posteriores?
Como hemos visto anteriormente, el uso de los datos está supeditado al consentimiento y la información que hayamos dado a los usuarios a la hora de recogerlos. Si entre las condiciones del sorteo se incluye que la recogida del correo electrónico (u otro dato), es obligatorio para participar en el mismo, que además este pasará a formar parte de un fichero y que se usará para posteriores acciones comerciales, no habrá problemas en usarlos siempre y cuando el usuario haya dado su consentimiento. Como siempre, sin consentimiento, no hay datos.

Evidentemente, el día a día de los profesionales del marketing y el social media, genera muchas más dudas, pero las presentadas suponen (con distintas variaciones) las más comunes.

Photo credit: fredcavazza / Foter / CC BY-NC-SA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.