Efectos personales

Efectos personales

Poco a poco, las playas y otros lugares de vacaciones, están quedándose sin rastro de lo que hasta hace unos pocos días era una multitud de personas que disfrutaban de su merecido tiempo libre. Poco queda ya de nuestro paso por estos lugares. Poco, pero no nada.

En realidad, hemos dejado durante nuestras vacaciones más huella de la que podemos imaginar y sería muy fácil seguir nuestros pasos casi hora a hora.

Seguro que todos hemos visto alguna vez alguna película ambientada en el lejano oeste, donde un explorador seguía los pasos y las huellas de su objetivo: un forajido fugado, un animal, una caravana de colonos, etc.

Emulando a estos exploradores de leyenda, desde nuestra propia casa podemos seguir los pasos de casi cualquier persona, simplemente fijándonos en lo que publica en sus redes sociales. Vamos a hacer un pequeño experimento y vamos a ver que podría conseguir cualquier usuario de redes sociales, simplemente siguiendo la pista a sus contactos.

Intentemos reconstruir el día a día tipo de muchas las personas que han estado de vacaciones. Está claro que no todo el mundo habrá hecho lo mismo, pero simplemente quiero mostrar el tipo de información que vamos dejando en un día cualquiera. Y sobre todo, lo poco que cuesta seguir los pasos de la gente en vacaciones. ¿Empezamos?

 

Hay quién le sienta fatal madrugar... aunque no sea muy temprano
Hay quién le sienta fatal madrugar… aunque no sea muy temprano
Desayunar en la cama puede ser un lujo
Desayunar en la cama puede ser un lujo
Playa y más playa.. vacaciones en estado puro (para muchos)
Playa y más playa.. vacaciones en estado puro (para muchos)
Vacaciones sin paella en la playa, no son vacaciones
Vacaciones sin paella en la playa, no son vacaciones
Siesta.. ¿hacen falta más explicaciones?
Siesta.. ¿hacen falta más explicaciones?
Minigolf: otro clásico de las vacaciones
Minigolf: otro clásico de las vacaciones
La cena... y sus peligros
La cena… y sus peligros
Preparando la noche
Preparando la noche
Dándolo todo en la verbena
Dándolo todo en la verbena

Está claro que como estudio sociológico no tiene valor ninguno, ni siquiera los ejemplos empleados no eran de un mismo usuario, sino que pertenecían a diversas personas. Pero si que pone de manifiesto como compartimos nuestro día a día, sin pensar en ello.

Para terminar, un par de preguntas: ¿lo hacemos para compartir nuestra felicidad o por puro exhibicionismo?. Y, ¿somos conscientes de como exponemos nuestra vida a todo el mundo?.

Photo credit: / Foter / CC BY-SA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.