¿El fin de la privacidad en las comunicaciones?

El pasado 6 de julio, el Parlamento Europeo aprobó la derogación de facto de la privacidad de las comunicaciones electrónicas y permite a los operadores acceder al contenido de la información que vía mensajería instantánea o correo electrónico gestionan de los usuarios.

Tras la premisa de perseguir la pornografía infantil, la UE obliga a los operadores de comunicaciones a monitorizar mediante IA el contenido de los distintos mensajes que circulan por la red y a comunicar a las autoridades, aquellos sospechosos de incurrir en algún delito.

Esto afectará también a los servicios de mensajería instantánea que a día de hoy tienen cifrado punto a punto y que se consideran seguros.

El proceso implicará que cualquier contenido que se considere sospechoso, sea “marcado” por una IA, sin ningún tipo de intervención humana, y comunicado a un entidad en EEUU que lo trasladará a las autoridades policiales de todo el mundo.

Esto supone, básicamente, que todas nuestras comunicaciones estarán constantemente monitorizadas, sin necesidad de intervención de ninguna autoridad judicial y que todos los usuarios se encontrarían sujetos a sospecha.

Los detractores de esta medida, que cada vez obviamente son más, aducen que se está privatizando la justicia, dejando en manos de las grandes corporaciones y operadores de servicios, la presunción de culpabilidad de los usuarios.

Además, la norma que regulará esta vigilancia, en principio no prevé dar publicidad sobre la transparencia de los algoritmos que se utilizarán para esta monitorización. Con lo cual es fácil imaginar que no solamente se pueden vigilar las comunicaciones en busca de rastros de pornografía infantil, sino que se podría utilizar para hacer seguimientos a opositores a ciertos regímenes autoritarios o perseguir violaciones de derechos de autor.

En resumen, todos estaremos bajo vigilancia a partir de ahora si todo sigue adelante. Un correo inocente de unos padres a los abuelos, con las fotos de los nietos en la playa, podría ser interpretado por un algoritmo como un contenido a “marcar” y entonces, ¿qué sería de las próximas vacaciones en el extranjero de estos padres?.

#StopChatControl

Créditos de la imagen: Photo by Pascal Rey Photographies on Foter.com

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments