José Manuel Sanz

Tecnología, privacidad y otras cosas, que seguro solo me interesan a mi.

El TC avala bajo algunos supuestos, la grabación de los trabajadores

En una polémica sentencia, el Tribunal Constitucional avala la grabación bajo algunos supuestos, de los trabajadores en su puesto de trabajo. Esta sentencia se une a la de hace unos meses, en la que se validaba la inspección de los correos y comunicaciones electrónicas de los trabajadores durante su horario laboral.

Los hechos referidos en la última sentencia, se remontan al 2012 y al despido de una trabajadora de un comercio que había sido grabada sustrayendo dinero de la caja.

Si bien la empresa no avisó explícitamente a los trabajadores de que se existía un mecanismo de grabación de vídeo dentro del establecimiento, está había anunciado de forma pública, en el exterior del establecimiento, la existencia de esta medida de seguridad.

El tribunal determina que esta falta de comunicación expresa se corresponde a uno de los supuestos como excepciones de la normativa en materia de protección de datos, en concreto al artículo 10.3 del Reglamento de Desarrollo de la LOPD (RD 1720/2007 de 21 de diciembre), en el cual se regulan las excepciones al consentimiento:

“3. Los datos de carácter personal podrán tratarse sin necesidad del consentimiento del interesado cuando:
a) Se recojan para el ejercicio de las funciones propias de las Administraciones públicas en el ámbito de las competencias que les atribuya una norma con rango de ley o una norma de derecho comunitario.
b) Se recaben por el responsable del tratamiento con ocasión de la celebración de un contrato o precontrato o de la existencia de una relación negocial, laboral o administrativa de la que sea parte el afectado y sean necesarios para su mantenimiento o cumplimiento.
c) El tratamiento de los datos tenga por finalidad proteger un interés vital del interesado en los términos del apartado 6 del artículo 7 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre. “

Es decir, el consentimiento no tendrá que ser recogido por el empleador, cuando sea necesario para labores de vigilancia del cumplimiento del contrato, la recogida de algunos datos personales, como por ejemplo las imágenes de vídeo. El artículo 20 del Estatuto de los Trabajadores, también recoge la potestad del empleador para poder poner en marcha las medidas de seguridad que crea convenientes a fin de vigilar el cumplimiento de la relación laboral:

“…
3. El empresario podrá adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, guardando en su adopción y aplicación la consideración debida a su dignidad humana y teniendo en cuenta la capacidad real de los trabajadores disminuidos, en su caso….”

Es decir, que usando medidas proporcionadas al fin previsto, el empleador tendría el derecho a controlar el desarrollo laboral de cualquier trabajador, siempre que no incumpla ninguna otra norma ni ponga en peligro la intimidad del mismo.

Sin duda, se trata de una sentencia polémica que se prestará a muchas interpretaciones, pero de ninguna manera da carta blanca a los empresarios para vigilar a sus empleados.

Photo credit: Denis Bocquet via Foter.com / CC BY

Jose Manuel Sanz

Consultor y formador LOPD, pulsador del botón de mi cámara de fotos, lector compulsivo, padre y algunas cosas más que me guardo para mi. Gandía (Valencia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba