¿La privacidad es cosa de ricos?

¿La privacidad es cosa de ricos?

¿La intimidad es realmente un derecho de todos o solo de las clases más acomodadas?.

Hay una frase muy recurrente en el mundo de Internet que dice algo así como que “si algo es gratis en Internet, es que el producto eres tu”. Yo iría más allá, yo diría que “si algo en Internet te resulta gratis, es que eres pobre”.

Quizás sea una afirmación muy atrevida, pero creo que solamente es necesario reflexionar un poco.

Hace poco se rumoreaba la posibilidad de que Amazon lanzara una versión gratuita, pero con anuncios de su servicio de vídeo en streaming Prime Video. La versión Bussiness de Whatsapp, empieza a pensar en introducir anuncios de empresas. La semana pasada, una compañía de seguros, anunciaba nuevas tarifas para los usuarios de una app que evaluaba su estado de salud, con el argumento de poder ajustar mejor las ofertas. Y suma y sigue.

La presencia de anuncios y aplicaciones de monitorización de salud sirven precisamente para analizar de forma más exhaustiva nuestra vida, al conocer nuestros gustos y nuestro modo de vida, y de esta manera poder ofrecer a las empresas anunciantes, mejores y más ajustados perfiles de usuarios que pueden ser potenciales clientes.

Esto, que a priori pudiera resultar inocuo, hace pensar en la contraparte: con una prestación económica, se eliminan los anuncios o encareciendo el seguro de vida o saludo, evitamos la monitorización de nuestra salud.

Por tanto la pregunta sería: ¿estamos convirtiendo la privacidad en una cosa de ricos?. ¿Las clases más pudientes podrán seguir disfrutando de mayor intimidad, mientras que las personas más humildes tendrán que perder privacidad si quieren disfrutar de los mismos servicios que los demás?.

Creo que es un debate interesante y os animo a participar en ello.

Photo on Foter.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.