Los derechos digitales en el mundo laboral.

Con la aprobación hace un tiempo ya de la “nueva LOPD”, se le aplicó un sufijo, derechos digitales, que intentó actualizar la norma a la realidad de los nuevos tiempos que vivimos y las interacciones que tenemos a través de redes sociales, sistemas de mensajería, etc.

En concreto el texto habla de los derechos digitales como una transposición de los Derechos y Libertades que actualmente se recogen en nuestro ordenamiento jurídico y que los prestadores de servicios digitales tienen la obligación de garantizar su aplicación.

En resumen, lo que es válido en el mundo offline, también lo es en el mundo online.

El Título X hace un repaso de los diferentes derechos que nos asisten en nuestra relación con los demás en el mundo online: neutralidad de las redes, protección de la intimidad, la educación digital, etc. Pero yo quiero quedarme hoy con aquellos que hacen referencia al mundo laboral.

Uso de dispositivos

Empezamos por el Artículo 87, referido al Derecho a la intimidad y uso de dispositivos digitales en el ámbito laboral. El texto contiene algunas indicaciones que considero interesantes.

2. El empleador podrá acceder a los contenidos derivados del uso de medios digitales facilitados a los trabajadores a los solos efectos de controlar el cumplimiento de las obligaciones laborales o estatutarias y de garantizar la integridad de dichos dispositivos.”

Se regula el acceso a los contenidos generados por el trabajador o a los recursos necesarios para el trabajo, por parte de la empresa. Siempre y cuando esté justificado para el control del cumplimiento de las labores encomendadas o para garantizar el buen uso de esos dispositivos.

3. Los empleadores deberán establecer criterios de utilización de los dispositivos digitales respetando en todo caso los estándares mínimos de protección de su intimidad de acuerdo con los usos sociales y los derechos reconocidos constitucional y legalmente. En su elaboración deberán participar los representantes de los trabajadores.

El acceso por el empleador al contenido de dispositivos digitales respecto de los que haya admitido su uso con fines privados requerirá que se especifiquen de modo preciso los usos autorizados y se establezcan garantías para preservar la intimidad de los trabajadores, tales como, en su caso, la determinación de los períodos en que los dispositivos podrán utilizarse para fines privados.

Los trabajadores deberán ser informados de los criterios de utilización a los que se refiere este apartado.”

Se podrá, previo acuerdo y con las limitaciones que se establezcan, permitir el uso privado de recursos de la empresa, garantizando siempre la privacidad del trabajador cuando sea necesario acceder a ellos.

Desconexión digital

El Artículo 88, referido al Derecho a la desconexión digital en el ámbito laboral, hace referencia al derecho de los trabajadores a no recibir comunicaciones laborales o profesionales fuera del horario establecido.

1.Los trabajadores y los empleados públicos tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal y familiar.

3. El empleador, previa audiencia de los representantes de los trabajadores, elaborará una política interna dirigida a trabajadores, incluidos los que ocupen puestos directivos, en la que definirán las modalidades de ejercicio del derecho a la desconexión y las acciones de formación y de sensibilización del personal sobre un uso razonable de las herramientas tecnológicas que evite el riesgo de fatiga informática. En particular, se preservará el derecho a la desconexión digital en los supuestos de realización total o parcial del trabajo a distancia así como en el domicilio del empleado vinculado al uso con fines laborales de herramientas tecnológicas.”

En resumen, se establecerá un política interna tal, que permita definir cual es el horario durante el cual los trabajadores no recibirán ningún tipo de comunicación profesional y en el caso de recibirla, por ejemplo de un cliente, su dispensa para no responder. Se hace referencia también a las comunicaciones necesarias con los teletrabajadores.

Videovigilancia

El Artículo 89 recoge el Derecho a la intimidad frente al uso de dispositivos de videovigilancia y de grabación de sonidos en el lugar de trabajo.

Recopilando algunas directrices anteriores de la Agencia Española de Protección de Datos en materia de video vigilancia, la norma hace un repaso de como y cuando se podrán instalar sistemas de video vigilancia dentro de las empresas.

1. Los empleadores podrán tratar las imágenes obtenidas a través de sistemas de cámaras o videocámaras para el ejercicio de las funciones de control de los trabajadores o los empleados públicos previstas, respectivamente, en el artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores y en la legislación de función pública, siempre que estas funciones se ejerzan dentro de su marco legal y con los límites inherentes al mismo. Los empleadores habrán de informar con carácter previo, y de forma expresa, clara y concisa, a los trabajadores o los empleados públicos y, en su caso, a sus representantes, acerca de esta medida.

En el supuesto de que se haya captado la comisión flagrante de un acto ilícito por los trabajadores o los empleados públicos se entenderá cumplido el deber de informar cuando existiese al menos el dispositivo al que se refiere el artículo 22.4 de esta ley orgánica.

La cartelería indicativa de un sistema de vigilancia por video y los acuerdos y convenios firmados entre la empresa y trabajador, serán suficientes para validar el uso de las imágenes cuando se cometa un delito o una falta.

2. En ningún caso se admitirá la instalación de sistemas de grabación de sonidos ni de videovigilancia en lugares destinados al descanso o esparcimiento de los trabajadores o los empleados públicos, tales como vestuarios, aseos, comedores y análogos.”

En referencia a los criterios indicados por la AEPD, se imposibilita la instalación de cámaras en zonas destinadas al descanso de los trabajadores.

Geolocalización

La geolocalización también pasa a formar parte de los derechos digitales de los trabajadores y la norma lo regula en el Artículo 90, Derecho a la intimidad ante la utilización de sistemas de geolocalización en el ámbito laboral. El texto indica que:

1. Los empleadores podrán tratar los datos obtenidos a través de sistemas de geolocalización para el ejercicio de las funciones de control de los trabajadores o los empleados públicos previstas, respectivamente, en el artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores y en la legislación de función pública, siempre que estas funciones se ejerzan dentro de su marco legal y con los límites inherentes al mismo.

2.Con carácter previo, los empleadores habrán de informar de forma expresa, clara e inequívoca a los trabajadores o los empleados públicos y, en su caso, a sus representantes, acerca de la existencia y características de estos dispositivos. Igualmente deberán informarles acerca del posible ejercicio de los derechos de acceso, rectificación, limitación del tratamiento y supresión.”

Es decir, se permite el uso de tecnologías de geolocalización siempre con los límites que la norma regula para el control de las funciones de los trabajadores e informar siempre de este hecho a los mismos y de los derechos que les asisten.

Negociación colectiva

Finalmente, y dentro de los derechos digitales relativos a la relación laboral, la norma indica en el Artículo 91, los Derechos digitales en la negociación colectiva. El texto recoge que:

1. Los convenios colectivos podrán establecer garantías adicionales de los derechos y libertades relacionados con el tratamiento de los datos personales de los trabajadores y la salvaguarda de derechos digitales en el ámbito laboral.”

Es decir, que se establecen como mínimos los derechos referenciados en la norma y que se podrán establecer otras vías para garantizar la privacidad de los trabajadores, dentro de su relación laboral.

Como vemos, el mundo laboral no queda fuera de la gestión de la privacidad y las empresas tienen que aprender que la relación que se establece con los trabajadores ha llegado al mundo offline.

Créditos de la imagen: Photo by wuestenigel on Foter.com / CC BY

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments