Los menores y la privacidad

Los menores y la privacidad

Todos los padres en algún momento, yo el primero, hemos compartido en alguna red social fotografías o momentos de nuestros hijos, sin pensar demasiado en lo que hacemos. Nos puede la vena de padre/madre y nos gusta compartir esa imagen en la que nuestro hijo/a está especialmente gracioso, un momento de la ultima fiesta de cumpleaños, etc.

Evidentemente nos asiste el derecho de hacerlo, siempre y cuando usemos el sentido común:

  • Evitemos compartir las fotografías en las que aparezcan otros niños a parte del nuestro. Intentemos conseguir el permiso de todos los padres. Si no es así, mejor difuminar las caras.
  • Aunque nuestro hijo esté muy gracioso el día de su primer baño en la playa desnudo… pues evitemos esas fotos. Desgraciadamente no sabemos quién puede ver nuestros perfiles si no están correctamente configurados y es posible que esa foto pueda aparecer en la colección de algún pedófilo.
  • En el caso de matrimonios separados o divorciados, mi recomendación es que exista el acuerdo por las dos partes, para que esa foto sea pública.

En el caso de que sean empresas o entidades dedicadas al sector del ocio infantil u otras actividades dedicadas a la infancia (ludotecas, bibliotecas, guarderías, etc), además del sentido común, hemos de tener en cuenta que existen una serie de obligaciones marcadas por la Ley de Protección de Datos (LO 15/1999 de 13 de diciembre) y el Código Civil. Como recomendaciones generales, recordemos lo siguiente:

  • Los menores de 14 no pueden consentir el tratamiento de sus datos personales. En estos casos será obligatorio obtener el mismo de sus padres o tutores legales, para poder gestionar cualquier dato personal del menor. A partir de los 14 si pueden dar ellos su consentimiento.
  • No podemos usar los datos del menor para tratar datos del resto de su familia. Es decir, no podemos usar los datos de sus tutores legales o padres para otro tiempo de tratamiento que no sea el de dirigirnos a ellos.
  • Igual que con el resto de usuarios, a los menores debemos informarles de todo lo incluido en el artículo 5 de LOPD.
  • El uso de los datos de los menores estará siempre sujeto a la autorización explicita de los padres o tutores y será siempre revocable.
  • Evidentemente, el uso de los datos de menores, se realizará siempre bajo el criterio con el que se procedió a su recogida, estando prohibido como en cualquier otro caso, el uso para fines distintos de los previstos en su recogida.

Sobra decir que la entidad que gestione esos datos, tiene que hacerlo en cualquier caso bajo el amparo de la norma y figurando esta en el Registro General de Protección de Datos, donde se incluirán los tratamientos de datos que la entidad posee.

Como comentaba hace unos días a una amiga: ¿Tratar datos de menores? De entrada no y luego ya veremos.

Ese ya veremos, es como siempre el sentido común.

Photo credit: nosha / Foter / CC BY-SA

2 Reacciones en “Los menores y la privacidad

  1. Pingback: ¿Compartimos demasiado? | José Manuel Sanz - Consultor / Formador

  2. Pingback: Tratamiento de datos de alumnos en centros escolares | José Manuel Sanz - Consultoría y formación LOPD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.