¿Puedo usar tus datos personales?

¿Me das permiso para usar tus datos?

Hace unas fechas un cliente consultó si podía utilizar libremente las redes sociales para crear un canal de comunicación comercial con sus clientes y contactos. La respuesta, aunque parezca sencilla y a todos nos parezca una obviedad, tiene más complejidad de lo que parece.

En primer lugar hay que determinar en calidad de qué está la empresa en las redes sociales, pues no es lo mismo tener presencia a nivel particular, con lo que el tratamiento de los datos de contactos quedaría excluido de las obligaciones derivadas de la LOPD, que hacerlo en nombre y representación de una sociedad (del tipo que sea) o como profesional. En este último caso es evidente que tiene que asumir todas las obligaciones que la norma aplica al Responsable de Fichero.

Una de estas obligaciones, y la más importante, es la obtención del consentimiento para poder seguir a usuarios y gestionar sus datos personales en las diferentes redes sociales. Este consentimiento, recordemos, está previsto por la LOPD que se obtenga de forma previa al tratamiento, pero hay que tener en cuenta que el hecho de que el usuario haga de forma voluntaria y efectiva “la acción de seguirnos” en alguna red social, ya supone un consentimiento a que se gestionen los datos personales que el usuario publicite en su perfil.

De todas formas, el usuario tiene que conocer que derechos tiene antes de hacer efectivo este consentimiento y para ello es fundamental que en el propio perfil de la entidad haya algún aviso al respecto de la finalidad de este tratamiento y demás parámetros que la norma obliga a informar en su artículo 5.

Hay que indicar también, que el consentimiento que el usuario otorgan solamente está relacionado con sus propios datos personales, por tanto, la empresa no podría extender este tratamiento a terceros usuarios que tuvieran relación directa con el afectado. Es decir, que no podemos hacer uso de los datos de amigos del usuario con el que hemos contactado para extender nuestra propia base de datos.

Finalmente hemos de hacer referencia a la LSSICE (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico, 34/2002 de 11 de julio). Hay que recordar que cualquier comunicación que hagamos a los usuarios de una red social, sin haber recabado su consentimiento y sin haber incluido esta finalidad en la información que previamente se ha de dar a los mismos, está considerado como spam.

Como hemos visto, las redes sociales suponen un gran canal de comunicación para las empresas y profesionales, pero es fundamental que conozcan como se han de gestionar las relaciones con los usuarios de las mismas, para no incurrir en infracciones

Photo credit: khalid Albaih / Foter / CC BY

One thought on “¿Me das permiso para usar tus datos?

  1. Pingback: 13 tips para hacer legal tu blog | José Manuel Sanz - Auditoría y adaptación a la Ley de Protección de datos - LOPD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.