Navidad rima con seguridad y privacidad

Como he comentado en múltiples ocasiones, la privacidad no es una cuestión limitada a grandes corporaciones tratantes de datos, sino que tiene una importancia capital en el día a día de cualquier persona, pues regula y limita el acceso indiscriminado a nuestra información personal.

La gestión de la privacidad debería formar parte de nuestra forma de vida, máxime en estos tiempos en que estamos conectados continuamente, compartiendo información y llevando a cabo transacciones, casi sin pensar en ellas.

Por eso, en Navidad, también debemos tener en cuenta cuestiones relacionadas con la ciberseguridad. Aunque pasemos estos días con nuestros seres queridos o con la familia, que de todo hay, no está de más tener en cuenta una serie de recomendaciones para que no perdamos el control de nuestra información en estas fechas.

  • Cuando vayamos a hacer compras online, no nos dejemos cegar por una oferta tentadora y tengamos en cuenta las garantías que el ecommmerce nos ofrece. Una suficiente información sobre el tratamiento de datos que va realizarse, que información se recoge, una clara identificación del vendedor, garantías y derechos claramente identificados, etc, son fundamentales para ofrecernos una información clara y concisa de a quién le compramos y asegurarnos de que nuestros datos no van a caer en malas manos.

  • En su recién inaugurado blog, la Agencia Española de Protección de Datos, ponía de manifiesto algunos criterios interesantes a tener en cuenta a la hora de publicar imágenes de las famosas cenas de empresa en Navidad. Es fundamental tener en cuenta siempre la obtención del consentimiento a la hora de publicar este tipo de imágenes en el blog o web corporativo, garantizando a los usuarios sus derechos si no quieren salir reflejados en las imágenes. Hay que tener en cuenta además, que si publicamos estas imágenes en redes sociales, en función del tipo de configuración de la privacidad que tengamos en nuestra cuenta, estas fotografías pueden escapar a nuestro control y pueden ser vistas por terceros que nada tienen que ver con la empresa. No olvidemos que una reputación digital intachable, puede venirse abajo con una sola fotografía bailando la conga con un gorrito de papel.

  • En el mismo sentido que el anterior, hay que hablar también de las fiestas y representaciones navideñas en colegios. Más cuidado aún hay que tener en estos casos cuando los afectados son menores. El colegio ha de ser muy escrupuloso a la hora de recoger imágenes de estos eventos y de publicarlas en medios sociales o en su web. Hay que informar previamente a los padres del hecho y obtener siempre su consentimiento. El colegio, evidentemente, no puede controlar a los padres que vestidos de avezados reporteros hacen un documental sobre la función de navidad de su hijo. Pero no está de más que informen que en las imágenes que van a obtener estos padres, también saldrán reflejados otros niños y que deberían de alguna manera evitar que estos terceros menores, se vean expuestos sin el consentimiento de sus padres.

  • Volviendo al tema de las compras online, hay que tener mucho cuidado con los juguetes electrónicos y con algunos regalos tecnológicos. Últimamente son varios los casos de denuncias de fallos de privacidad de algunos juguetes y gadgets electrónicos, que sin que el usuario tuviera conocimiento de ello, recogía información privada “para mejorar la experiencia del usuario”.

  • La época navideña es un escenario ideal para muchas empresas para que pongan en marcha campañas de email-marketing. Tengamos en cuenta a la hora de lanzar estas campañas los criterios que la normativa en materia de privacidad y comercio electrónico (LOPD y LSSICE), regulan. La obtención del consentimiento, la existencia de un modo sencillo de baja, la clara identificación del remitente de las comunicaciones, etc. son requisitos fundamentales para poder llevar a cabo una campaña de email-marketing eficaz y además legal.

Es evidente que en estas fechas todos nos relajamos un poco más de la cuenta, pero si no queremos tener una cuesta de enero más empinada de lo habitual, no está de mas tener un poco de cuidado en lo que hacemos estos días.

La prevención es siempre la mejor herramienta.

A proposito… Feliz Navidad

Photo credit: kevin dooley via Foter.com / CC BY

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments