No, no te voy a cobrar 95€

“ Este precio no puede estar bien. Me pasaron una oferta de 95€”

Este es un comentario real de un cliente que me acaba de hacer por teléfono, para justificarme que no acepta una propuesta de adaptación LOPD que le hice llegar por una cantidad casi 10 veces más cara que la que le hicieron.

Generalmente cuando las propuestas tienen costes tan sumamente diferentes, no acostumbro a pelear por ellas. No tiene mucho sentido discutir si el servicio vale 10 o 1000. La diferencia es tan brutal, que es obvio que algo no nos dicen o que el servicio es como mínimo pésimo. Pero hoy me ha cogido el cliente con ganas de discutir y me le he argumentado punto por punto el coste:

  • El cliente está en Alicante, lo que supone (desde Gandía) 112 Km por trayecto. Contando 3 visitas al menos: inicio del proyecto/trabajo de campo, presentación de resultados/documentación, formación al personal y valorando el precio del kilómetro a 0,16 €, tenemos que:

112 x 0,16 € = 17,92 € por trayecto.

17,92 € x 6 = 107,52 €

  • Teniendo en cuenta que las visitas al cliente tendrían una duración media de 3 horas cada una, tenemos que:

3 visitas x 3 horas aprox = 9 horas in-situ

Suponiendo un precio medio por hora de 50€, obtenemos

9 horas x 50 € = 450 €

  • Si le dedicamos al proyecto unas 12 horas (aprox.) de trabajo en despacho: análisis de documentación, redacción del informe de mejoras o plan de acción, creación del Documento de Seguridad, clausulados, contratos de encargado de tratamientos para sus proveedores, información sobre las cookies de la web, etc, y suponiendo que el precio/hora en despacho fuera algo inferior, tendríamos:

12 horas x 40 € = 480 €

Sin contar con una bolsa de horas para la resolución de consultas por un periodo determinado , ni tareas extras de ningún tipo, solo tenemos que hacer una simple suma:

107,52 € + 450 € + 480 € = 1037, 52 €

Ahora que me explique alguien a mi como se puede hacer el mismo trabajo por 95€. ¿Ah, que no es el mismo trabajo?.¿Como puede tomar alguien tomar una decisión si se están comparando cosas tan diferentes?

El resultado es algo tan estúpido como dudar entre comprarse un Ferrari o un Panda. Imposible.

PS: los datos presentados no corresponden con el proyecto real, pero son una aproximación bastante exacta.

PD: Casualidades de la vida, hoy 30 de marzo doy con un post en el blog de Arturo García, que aunque referido a otro sector, plantea la misma problemática que yo desarrollo en este post. Os invito a leerlo también.

Photo credit: Images_of_Money / Foter / CC BY

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments