José Manuel Sanz

Tecnología, privacidad y otras cosas, que seguro solo me interesan a mi.

Pasado, presente y futuro: una historia personal de éxitos y fracasos

Dentro unos meses, cumplo 15 años como profesional en el campo de la consultoría en materia de protección de datos.

Creo que este es el momento de rendir homenaje a todos esos momentos por los que he pasado, que sin duda alguna me han hecho crecer. Momentos buenos, malos y regulares, que de todo tiene que haber.

El primer recuerdo tiene que ser sin duda para Josep Jover, abogado y visionario con el que coincidí al empezar a trabajar en el año 1999 en una tienda de informática en Barcelona. Concretamente una tienda de la cadena KM Tiendas, del grupo Sintronic. Yo volvía de una interesante aunque corta experiencia en el sector de la distribución alimentaria en Sevilla y al volver a casa de mis padres encontré trabajo como vendedor de ordenadores.

Con él me inicié en el mundo de la privacidad, montando un equipo de trabajo que aunaba la parte técnica y el mundo legal. Eran los tiempos en los que los referentes eran Emilio del Peso Navarro y Miguel Ángel Davara, a los que tuve el placer de conocer en persona. También en esa época conocí a Juan Miguel Pulpillo, abogado especializado en IT, con el que igual montabas un proyecto de privacidad como acto seguido te tomabas unas cañas. A día de hoy, todavía me une una gran amistad con él.

Durante 7 años estuvimos trabajando en Estudis Jurídics, como consultores en temas LOPD sobretodo en administración pública. Hasta que llegado un momento Josep y yo decidimos que teníamos una visión muy diferente del negocio y que por tanto, era el momento de que cada uno siguiera su rumbo por separado. Sin traumas y sin reproches. Coincidió además con mi cambio de residencia, me iba a vivir a Valencia. A día de hoy todavía mantenemos cierta relación, más que nada porque Josep anda muy liado con su actividad política.

Tras unos meses de impasse, me incorporé a una consultora de Madrid en la que conocí a otro gran profesional, Juan José Delgado (Abogado y CISA). Teníamos una visión muy similar de como debía ser la consultoría en temas de protección de datos y no coincidía en nada con la filosofía de la consultora de la que formábamos parte. La solución fue simple: montaríamos nuestra propio proyecto. En 2007 nació DeSaCONSULTORES. Tras un tiempo juntos, Juanjo decidió dejar la empresa por temas personales, pero hemos seguido colaborando juntos en múltiples ocasiones. La última no hace más de un mes.

Con DeSaCONSULTORES tuve la oportunidad de navegar en el mundo de la empresa en solitario. Haciéndome cargo (o intentándolo al menos) de la gestión de la misma e iniciando experimentos que me han servido para aprender que se puede y que no se puede hacer. Uno de esos experimentos fue DeSaCONVERSA, una plataforma social montada con WordPress y Buddypress, que pretendía ser un nexo de unión y conversación entre todos los clientes para que pudieran compartir experiencias. El experimento fracasó en parte debido a que los usuarios preferían enviarse correos que no compartir en publico comentarios y también a cierto proyecto llamado Facebook (¿os suena?, jejeje).

Como siempre hay que sacar algo de todo, fue un proyecto que me llevó bastantes horas, pero del que aprendí mucho sobre programación y sobretodo de WordPress, un CMS que me tiene más que enamorado.

En esta época con DeSaCONSULTORES, empezó mi colaboración con varios centros de formación y empecé a dar clases, algo que nunca me había planteado y que realmente creía que no sería capaz de hacer. Estas clases me han servido para dejar de lado mi timidez y me han dado herramientas para poder enfrentarme mejor a las situaciones que se plantean con los clientes en el día a día.

Desde este post, quiero agradecer públicamente a Mari Carmen Tarín de IEMBS y Daniel Martinez de IIMN, la oportunidad que me dieron en su momento para poder dar clases y participar en los programas formativos tan prestigiosos que dirigen.

En la actualidad y desde hace casi dos años, llevo a cabo mi labor profesional con mi propia marca personal, pues me di cuenta que los clientes con quien quieren tratar en con la persona y no con la marca. Decidí dejar de lado la empresa y usar mi propio nombre para presentarme a los clientes.

Como decía al principio, han pasado casi 15 años ya y parece que fue ayer cuando se me propuso colaborar en una cosa muy rara llamada consultoría LOPD. Por delante quedan muchos años aún, muchos sueños e ideas en la cabeza, muchas cosas por escribir y muchas meteduras de pata.

Pero de todas formas, ¿qué es la vida sino?: caerse, levantarse, caerse y volver a levantarse.

Photo credit: Unhindered by Talent / Foter / CC BY-SA

Jose Manuel Sanz

Consultor y formador LOPD, pulsador del botón de mi cámara de fotos, lector compulsivo, padre y algunas cosas más que me guardo para mi. Gandía (Valencia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba