Privacy Shield, o todo vuelve a como estaba (o casi)

Después del terremoto que supuso la anulación del Acuerdo de Puerto Seguro el pasado 6 de Octubre, parece que las aguas han vuelto a su cauce y que toda la polémica se ha diluido como el gas de una gaseosa abierta.

Los agoreros que clamaban al cielo diciendo que se iba a prohibir el uso de herramientas online que tuvieran su tratamiento principal de datos en EEUU, van a tener que dar un paso atrás.

Es cierto que con la anulación del Acuerdo de Puerto Seguro, la situación de los tratamientos de datos personales que se llevaban a cabo fuera de la UE, quedaba en entredicho y eran necesarios algunos ajustes para que pudieran considerarse de nuevo legales. Nada que no se pudiera hacer, con bastante trabajo, para que negarlo.

Ahora, con esta actualización de las relaciones entre la UE y EEUU, se crea un nuevo marco legal que regularizará de nuevo las transferencias internacionales de datos y modificará los controles que sobre los datos tendrán que realizarse.

El nuevo acuerdo, Privacy Shield, presentado ayer mismo, no deja de ser un acuerdo político que todavía tiene que tener un soporte legal y al que aún le queda un cierto recorrido hasta convertirse en una realidad.

De momento, algunas de las ideas que plantea son más que interesantes: que se trate de un acuerdo vivo que se vaya actualizando cuando sea necesario, que se aumenten los controles y sanciones a las empresas que no lo cumplan o la creación de una figura similar a un Defensor del Pueblo, al margen de las autoridades de inteligencia estadounidenses.

Os dejo aquí el link del acuerdo publicado ayer por la Unión Europea, de momento, el único marco de referencia del asunto.

Photo credit: rockcohen via Foter.com / CC BY-SA

guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
View all comments