Usando correctamente la LOPD para nuestras campañas de marketing

Además del obligatorio cumplimiento de la normativa en materia de privacidad, a la que todas las empresas están sujetas, una aplicación adecuada de la ley de Protección de Datos permite a las empresas establecer políticas de marketing adecuadas.

De entrada, el empresario puede ver en el cumplimiento de la LOPD una serie de obligaciones, aparentemente farragosas, que cree pueden entorpecer el normal funcionamiento de su empresa (registros, inventarios, políticas de seguridad más o menos restrictivas, etc).

Pero sin embargo, del análisis de estas medidas con perspectiva, puede resultar una herramienta importantísima para el crecimiento de la entidad. La correcta aplicación de algunos elementos de la normativa pueden servir para establecer las bases de una buena campaña de comunicación y marketing. Veamos algunos ejemplos:

  • Si vamos a subcontratar un servicio de emailing, será necesario verificar que nuestro posible proveedor cuente con un adecuado nivel de cumplimiento de la normativa. Podemos revisar que, al menos, figuran registrados a su nombre una serie de ficheros en la Agencia de Protección de Datos. Está claro que el registro de estos tratamientos de datos no presupone un cumplimiento integro de la norma, pero puede ser un primer paso para validar o no a un proveedor.

  • En el contrato de servicios que se establezca con el proveedor, tendrá que quedar reflejado la condición de encargado de tratamiento (Art. 12 LOPD), que a partir de ese momento, asume el proveedor.

  • En esta relación de Encargado de Tratamiento-Responsable de Fichero, será imprescindible determinar: el uso y el tipo de los datos que se van a tratar, que medidas de seguridad se van a poner en marcha para la salvaguarda de los mismos y que se va a hacer con los datos una vez terminada la relación.

  • Si es el proveedor el encargado de recoger los datos por nuestra cuenta, tendremos que revisar los clausulados de información que estén a disposición de los usuarios que se dan de alta en el servicio. Estos habrán de especificar correctamente: quien es el Responsable de Fichero, que uso se va a hacer de esos datos, donde se van a gestionar-almacenar, etc.

  • Si los datos los vamos a proporcionar nosotros al Encargado de Tratamiento, hemos de tener la seguridad de que han sido obtenidos de forma legal y conforme a la normativa. Ubicando los avisos de información y/o clausulas legales correspondientes a la recogida de los datos, de forma visible y de fácil localización.

  • Es obligatorio también que en el clausulado de información, detallemos claramente cual va a ser el uso y destino de los datos, pues si este es diferente del que estamos utilizando, podemos tener un problema con la finalidad de los mismos, ya que no había quedado bien documentada en la recogida de los datos.

Como ser puede ver, no es complejo aprovecharse de la normativa para poder diseñar una campaña de comunicación efectiva, que a su vez cumpla con lo previsto en la ley.

Simplemente hay que tener en cuenta que el origen de los datos y su recogida se hayan realizado de forma coherente con lo dispuesto en los artículos 5 y 6 de la LOPD, es decir que hayamos informado al usuario de que tenemos sus datos, cual será el uso de los mismo y que hayamos obtenido su consentimiento para usarlos.

Photo credit: RaHuL Rodriguez / Foter / CC BY-SA

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments