600€ de multa por enviar publicidad a través de Whatsapp sin posibilidad de oponerse

Whatsapp: ¿Por qué decimos no, cuando estamos diciendo que si?

Sin duda alguna, algo que habrá llenado parte de las conversaciones durante este pasado fin de semana, a parte del fin de las vacaciones para muchos, ha sido el substancial cambio en las condiciones de uso de Whatsapp. Por si algún lector acaba de aterrizar de Marte, intentaré resumir el cambio sucedido.

Por primera vez en poco más de cuatro años, la aplicación ha cambiado el contenido de sus condiciones de uso y privacidad para adaptarlas a una realidad, que por otra parte, era la que los usuarios teníamos más que aceptada: la compartición de información entre los diferentes usuarios de las empresas satélite de Facebook: Whatsapp, Instagram y otras.

Quién no se ha encontrado últimamente con algunos de estos escenarios:

  • Vamos a comprar a una tienda. El dependiente amablemente nos dice que podemos añadir su número de móvil a Whatsapp para recibir ofertas o simplemente para poder tener confirmación del pedido que acabamos de hacer en tienda. Inmediatamente, Facebook, nos sugiere como contacto a esa persona, que obviamente comparte su teléfono móvil en la red social.

  • Una conversación inocente a través de la aplicación con otro contacto, comentado que tenemos pensando adquirir algún producto, se traduce casi de inmediato, en publicidad y páginas sugeridas similares al producto que estábamos valorando comprar.

Sin darnos cuenta, esto se ha convertido en nuestro día a día. Ahora la aplicación, con la actualización de las condiciones de uso ha querido normalizar estas acciones y empezar a hacer caja con la publicidad. No en balde, con casi 1000 millones de usuarios, Whatsapp se ha convertido en una fuente de información muy golosa para los anunciantes.

¿Cuales son los principales cambios?

Entre toda la maraña de cambios, hay algunos que sobresalen y creo que son interesantes resaltar:

  • Se abre la puerta a las cuentas profesionales. Parece que la aplicación prevé crear contactos profesionales que tengan funciones diferentes a las de los usuarios privados. No creo que tardemos mucho en ver un Whatsapp for Bussiness.

    Publicidad en Whatsapp

  • La aplicación prohíbe ahora acceder a nuestra cuenta desde más de un dispositivo. En teoría por motivos de seguridad, pero para una forma de centralizar más nuestros datos y poder analizarlos mejor.

    No más de un dispositivo

  • Compartiendo datos personales. La joya de la corona de las nuevas condiciones de uso es el hecho de que la aplicación avisa que va a compartir con sus empresas asociadas información de los perfiles de usuario.

    Empresas afiliadas

  • Permitir o no permitir. Otro tema polémico este fin de semana ha sido también el hecho de que el mensaje que la aplicación usa para confirmar o no que el usuario quiere compartir su información con el resto de empresas, es una verdad a medias. Es decir, lo único que podemos hacer es consentir o no en que la empresa use la información para fines publicitarios. En cualquier caso, la información personal se compartirá, al margen de que queramos o no recibir publicidad.

    Aceptar condiciones

Como se puede ver, los cambios han sido importantes y esos días están apareciendo multitud de artículos en prensa y blogs sobre el tema. Sobre todo, los relacionados con “Como hacer que Facebook no acceda a nuestros datos de Whatsapp”. Como hemos visto, esto es simplemente imposible, pues al usar la aplicación estamos accediendo a este uso.

Ahora es el turno de que los usuarios tomen la decisión que mas le convenga: seguir usando la aplicación o buscar otra alternativa.

PD: las capturas de pantalla, han sido obtenidas directamente de la web de la aplicación en su apartado de Privacidad y Términos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.